yo creo que...

Y escuchar el canto de los pájaros, aire fresco y húmedo acaricia mi mirada turbante al sol, reflejos de luz que iluminan mis pensamientos, imaginando todo un mundo por recorrer, esos techos húmedos que diviso desde mi ventana, todas esas nubes de mil formas que decoran mi paisaje, todo esto y mas que he de contar junto al frío calor de la eternidad.

15 feb. 2011

Eternamente orgulloso de ti.

 Distante de mí, me envuelvo con delicadas sedas y robustos pinchos para no sufrir en auras de ríos y llantos entre la multitud, siendo testigo de la inmensa fuerza de esta mujer querida, nunca olvidada será, felizmente el sol y la tranquilidad reinarán en su alma para siempre.